Buscar
  • Aruna

Rencor

El rencor reside en nuestro interior y, realmente, no se transforma en ninguna acción más que en deseos de que las cosas le vayan mal a la otra persona o de malas caras que le podemos poner. No va más allá. El odio nos lo quedamos todo para nosotros y si no lo soltamos, sufriremos.

Como describe el Maestro Thich Nhat Hanh, “en el momento que te enojas, tiendes a creer que tu desdicha la ha creado otra persona, y la culpas de tu sufrimiento. Pero al observarlo más a fondo, quizá descubras que el principal causante de tu sufrimiento es la semilla de la ira que hay en ti. Muchas otras personas, al afrontar la misma situación, no se enojarán como tú“.

El maestro añade que las otras personas “oyen la mismas palabras, ven la misma situación y, sin embargo, son capaces de mantenerse tranquilas y no se dejan llevar por las emociones. ¿Por qué te enojas tú con tanta facilidad?”.

Él mismo nos da la respuesta: “quizá te ocurre porque la semilla de la ira que hay en ti es demasiado fuerte. Y como no has practicado métodos para cuidar de tu ira, en el pasado la semilla de la ira se ha regado con demasiada frecuencia.


© 2013 By Aruna Yoga. Creado con Wix.com

© Derechos de autor
  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube
  • Negro del icono de Blogger