google-site-verification: google69abd2ea90185450.html
Buscar
  • Aruna

Ausencia del ego

En ocasiones los ruidosos visitantes ocasionaban un verdadero alboroto que acababa con el silencio del monasterio.

Aquello molestaba bastante a los discípulos; no así al Maestro, que parecía estar tan contento con el ruido como con el silencio.

Un día, ante las protestas de los discípulos, les dijo:

El silencio no es la ausencia de sonido, sino la ausencia de ego.


© 2013 Aruna-Yoga. Creado con Wix.com

  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube
  • Negro del icono de Blogger